Amigos que me siguen

domingo, 16 de marzo de 2014

ROSQUILLAS DE ANÍS


Hola a tod@s; la receta de hoy es una de esas que todos tenemos como básicas en la cocina pues sirven para cualquier ocasión y siempre se queda bien. Espero que os guste.
La idea la he cogido del blog COCINA CON ANIBAL, que os animo a que visiteis y la podeis ver AQUÍ.

Ingredientes:

- 150 gr de azúcar.
- La ralladura de la piel de un limón sin la parte blanca.
- 50 ml de aceite de girasol.
- 50 ml de leche entera.
- 30 ml de anis dulce.
- 2 huevos medianos.
- 1 sobre de levadura de repostería.
- 500 gr de harina de repostería.
- Una pizca de sal para montar las claras.
- Aceite de girasol para freir.

Preparación:

1- En una batidora de vaso ponemos el azúcar, la ralladura de limón, las yemas de huevo, el aceite, la leche y el anís. Batimos hasta que quede una masa homogénea.

2- En un bol aparte, batimos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Ahora vamos añadiendo poco a poco y con movimientos envolventes la mezcla que teníamos en la batidora hasta que se integre todo.

3- En este momento, incorporamos poco a poco también y con movimientos envolventes  la levadura junto con la harina tamizada hasta que la masa tenga cuerpo y se pueda manipular sin que se nos pegue a los dedos. Una vez llegados a este punto, enharinamos la encimera, echamos la masa y la amasamos con las manos durante unos 10 minutos. Una vez bien amasada (cuanto mas lo hagamos mejor será el resultado final), la dejamos reposar tapada con un trapo de algodón limpio unos 20 minutos.

4- Una vez transcurrido el tiempo, amasamos un poco mas la masa y vamos cogiendo porciones del tamaño de una nuez, las hacemos una bolita y con uno de nuestros dedos hacemos el agujero del centro ( también podeis hacer bastoncitos y unir los bordes). Las ponemos todas en un plato y reservamos.

5- Para freírlas, ponemos abundante  aceite en un cazo y lo calentamos a fuego medio; añadimos las rosquillas de cuatro en cuatro y las freímos por ambos lados hasta que estén doradas. Las vamos sacando a un papel absorbente para que suelten el exceso de grasa.

6- Una vez todas fritas pero todavía calientes, las pasamos por un plato en el que habremos puesto abundante azúcar y las rebozamos bien. Servimos acompañadas de un café, chocolate o una copita de vino dulce.

¡¡BUEN PROVECHO!!

4 comentarios:

Doris mis cosillas dijo...

Una receta clásica que como siempre te quedó genial.Una pinta deliciosa.Besosss

Ratita Golosa dijo...

Me llevo la receta porque creo que son muy parecidas a las que hacía mi madre y me gustaría que mi hija también aprendiese a hacerlas.
Te han quedado de lujo!
Besos guapetona!

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

LAs como poco y me gustan mucho, pero es que me las comería todas en una tarde, y estas están realmente bien hechas!
Besos

Ra S dijo...

Tienes razón, las puedes sacar para cualquier ocasión. Qué ricas!
He organizado un sorteo para celebrar mi primer cumpleblog y estaría encantada de que participases, lo puedes hacer desde:

http://unangelenmicocina.blogspot.com.es/2014/03/sorteo-primer-cumpleblog.html

Besos.