Amigos que me siguen

martes, 15 de marzo de 2016

PECHUGAS DE POLLO EN SALSA DE PIÑA Y MIEL



Hola a tod@s.
Hoy os traigo una receta sencilla de hacer con la que vais a quedar sensacional si teneis una cena con amigos; está basada en una que encontré en la página de Gastronomía y Cia y que podeis ver AQUÍ

La Piña:
Es una fruta tropical originaria de América del Sur. No se sabe con certeza el país donde se dio origen, pero los estudios señalan a Brasil, Paraguay y Argentina. De ahí se propagó principalmente al Amazonas, Venezuela y Perú para luego emigrar a Europa y Asia.
Con su forma y corona distintiva la piña es una fruta muy disfrutada en la gastronomía latinocaribeña y ha sido el producto procedente de América Latina que más éxito y aceptación ha tenido en Europa.
Los indígenas la llamaron Ananas que significa fruta excelente. El nombre piña (o pineapple en inglés) proviene de la similaridad de la fruta a la semilla o cono de los pinos.


Datos nutricionales
La piña es rica en nutrientes que benefician nuestra salud:
Vitaminas: C, B1, B6, B9 y E
Minerales: Potasio, Magnesio, Yodo, Cobre, Manganeso
Enzima bromelina que ayuda a metabolizar los alimentos y por esto es utilizada en la medicina para tratar problemas gastrointestinales.
Tiene propiedades diuréticas, desintoxicantes, antiácidas y antiinflamatorias.
Es rica en fibra.

Cultivo de la piña:
Aunque la época de la piña corre de marzo a junio, podemos disfrutarla durante todo el año. Los principales países productores de piñas son: China, Estados Unidos, Brasil, Filipinas, Costa Rica, Tailandia y México.
Las clases más conocidas son:
Smoth Cayenne, Queen, Red Spanish, Pernambuco, Enanas y Amazonas
Es una fruta tropical que debe cultivarse en climas cálidos en terrenos que drenen bien. Aunque la planta es resistente a las sequías, es bien importante proveerle de una buena irrigación para lograr producir buenos frutos.

Fuente: http://cocinalatina.about.com/od/Postresentremesesydulces/a/La-Pi-Na-Origen-Y-Caracter-Isticas.htm

Y ahora vamos con la receta:

Ingredientes para 2 personas:

- 6 filetes de pechuga de pollo que no sean muy finos.
- 1 lata pequeña de piña en almibar.
- el jugo de la lata de piña.
- 1 diente de ajo.
- 1 guindilla cayena
- 1 cucharada de café rasa de jengibre molido.
- 1 cucharada sopera colmada de miel.
- 1 cucharada sopera de salsa de soja.
- 1 cucharada de aceite de oliva.
- Sal y pimenta molida al gusto.

Preparación: 

1- En un bol ponemos ponemos la piña cortada en trocitos, el jugo de la lata, la miel, el jengibre, el aceite, la salsa de soja, el ajo muy picado, la cayena, sal y pimienta, removemos todo bien y probamos para rectificar el punto si es necesario. Dejamos macerar la mezcla durante dos horas.


2- Pasadas las dos horas, en una sartén con una gota de aceite, hacemos los filetes de pechuga un  minuto por cada lado hasta que cojan color; añadimos la salsa del bol y dejamos cocer a fuego fuerte durante 5 minutos para que la salsa caramelice.


3- Una vez reducida la salsa, servimos inmediatamente. Podemos acompañarlo si se quiere de arroz cocido o patatas fritas.



Aclaración: Si dejamos la cayena durante todo el proceso, sale demasiado picante, con lo cual os recomiendo que la retireis después de las dos horas de maceración

¡¡ BUEN PROVECHO!!

4 comentarios:

Las Chachas dijo...

Tiene que estar muy sabroso este pollo cocinado con piña!
Un saludo de las chicas de Cocinando con Las Chachas

Pilar Y a la luna dijo...

Estupendo ese pollo con la piña y esas especias. Te ha quedado muy apetitoso.
Beos

montsemorote dijo...

Se ve muy bueno, la salsita tiene que estar genial.
Besos
Cocinando con Montse

ana wizner dijo...

Una rica salsita.